¿Qué es PAPIMI?

¿Qué es PAPIMI?

Es un novedoso Dispositivo Electroterapéutico  capaz de producir pulsos magnéticos de una gran amplitud, corta duración y alto poder energético que proporcionan a las células energía suficiente para mejorar su comportamiento metabólico.

Sus pulsos de alta frecuencia son tan cortos que pasan a través de la membrana del citoplasma sin alterar su estructura pero si mejorando su funcionalidad.

Numerosas enfermedades pueden ser eficazmente tratadas con el PAPIMI entre ellas dolor, inflamación, traumatismos y enfermedades crónico degenerativas.

Electromagnetismo y la Célula

La eficacia terapéutica del electromagnetismo para tratar enfermedades  ha sido demostrada por una investigación realizada en la University of  Southern California  y publicada en la prestigiosa revista científica New Scientist Magazine. El trabajo confirma que los paquetes de pulsos electromagnéticos de nanosegundos (millonésimas de segundo) pueden pasar a través de la membrana exterior de las células y los canales ionicos,  estimulando a nutrientes, hormonas y neurotransmisores a realizar en forma optima el metabolismo celular que según los investigadores, permite tratar de forma efectiva enfermedades crónico degenerativas.

Los paquetes cuánticos de pulsos rápidos actúan mediante un poderoso impacto en la estructura intracelular permitiendo recuperar el potencial de membrana, los gradientes de polaridad  y el equilibrio bioquímico, al mismo tiempo que favorece la eliminación del material de desechos metabólicos.

Las observaciones iniciales del sistema UPSET  (Ultra Short Pulsed Systems Electroperturbation Technology) han demostrado que el pulso nanoeléctrico produce estallidos de calcio dentro de las células, milisegundos después de ser aplicado, y son importantes porque los iones de calcio sirven como mensajeros reguladores en una amplia variedad de procesos en la estructura fisiológica de la célula.

Vernier y un equipo de investigadores de la Sección de Energía Eléctrica del Departamento de Investigación Celular y Neurobiología de la Keck School of Medicine de la USC y el Biophotonics  Laboratory en el Cedar’s-Sinai Medical Center, probaron la tecnología UPSET exponiendo las células dañadas a los campos eléctricos de alta frecuencia.

Esta técnica presenta como principales ventajas sobre los tratamientos convencionales que no es invasiva, puede aplicarse sin contacto directo y es mucho más económica. “Nuestra esperanza – manifestó T. Vernier- es que un día los pulsos nanoeléctricos puedan reemplazar procedimientos como la extirpación quirúrgica de tumores”.

“La membrana celular –explica el Dr. Markov- parece ser el principal blanco de las señales de los campos electromagnéticos, alterando el mecanismo del Ión de calcio (como también señala Vernier en el estudio de la USC)”

Potencial de Membrana Celular

El “Potencial de Membrana” es el voltaje que dan a la membrana las concentraciones de los iones de Sodio (Na) y de Potasio (K) a ambos lados de ella.
El intercambio de ambos depende de la polaridad de la membrana (+) positiva en el exterior de la celula y (-) negativa en el interior,  y de una carga voltaica llamada “Potencial de Membrana” que es en promedio de menos 90 milivoltios en celulas cardiacas,  en estado de reposo.

Clasificación del Potencial de Membrana por R. Bingelli y C. Weinstein en 1986, premio nobel de medicina.

  • Potencial de membrana de la célula; desde -100mV hasta 0mV.

  • Células sanas no proliferantes: entre -100 y -75 miliV.

  • Células alteradas pero benignas: entre -75 y -35 miliV.

  • Células tumorales cancerosas entre: -35 miliV y -5miliV.

El uso para la recuperación del potencial “sano” es para el Dr.Pappas una de las claves del funcionamiento de los pulsos electromagnéticos.

Energía Celular

El PAPIMI, creado por el Dr. Panos Pappas, pertenece a la misma categoría de dispositivos Tesla y D’Arsonval, que gozaron de gran popularidad entre los hospitales y centros médicos durante casi 50 años debido a los sorprendentes resultados obtenidos desde principios del siglo XX.  Posteriormente, fueron conocidos como dispositivos “Diatermia” (de onda corta) destinados para calor profundo, y como “Diatermias electro-quirúrgicas”, para usos quirúrgicos.

La diferencia y la rapidez de resultados del PAP IMI, comparado con dispositivos similares se deben en teoría a las avanzadas características de sus pulsos, los cuales tuvieron como base la hipótesis del profesor PT Pappas: “En la medida en que los pulsos electromagnéticos son más elevados, cortos y de menor poder, se activará más el grado de energía interna libre de las moléculas. Estos son los factores de la bio síntesis: A menor disipación de calor, mayores serán los beneficios biológicos.”

La activación de la energía interna libre molecular se manifiesta en forma de calor y se mide como temperatura por los termómetros convencionales. Dicho incremento desencadena la actividad química que lleva a la destrucción de las macro moléculas, a medida que ocurre el  hiper calentamiento, la fusión térmica, la destrucción térmica, la piro-lisis, la vaporización y otras formas de destrucción de la materia. Podemos percatarnos de la capacidad destructiva que posee el calor cuando una temperatura suficientemente elevada rompe sin excepción todos los enlaces moleculares (i.e. Hipertermia).

En contraste, “la activación de la energía interna libre molecular no se registra en los termómetros convencionales, sin embargo, la bio-energía aplicada acelera la actividad química que favorece la formación de moléculas más largas, por ejemplo, el fenómeno Muller, la formación de clorofila, y las funciones biológicas de la materia y de las células vivas”.

Con base en la Ley de Inducción de Faraday, se sabe que un campo magnético que se disipa deja en su lugar un campo eléctrico cíclico. De esta forma, en lo más profundo del tejido, se empiezan a desarrollar micro campos eléctricos.  Esto hubiese sido imposible con cualquier otro sistema o dispositivo, ya que la superficie conductiva de un tejido vivo de acuerdo con la Ley de Gauss, se constituye en un escudo como la “Jaula de Faraday” consecuentemente, la única forma posible de penetración profunda de una energía electromagnética en el tejido vivo es la utilización del principio patentado por  PAP IMI.

El proceso nuclear se verifica en forma atérmica, sin que ocurra descomposición de la materia, siendo éste el fenómeno de fusión nuclear más importante y al mismo tiempo más común en biología.

Por lo tanto, el PAPIMI es un dispositivo con el potencial de suministrar bio-energía gracias a su capacidad para estimular la actividad interna libre molecular con base en principios científicos fundamentales para el fenómeno de la vida.

Dr. Pannos T. Pappas

El Dr. Pappas es el inventor del Dispositivo Electroterapéutico PAPIMI (Inductor Magnético de Iones) que es considerado como el dispositivo mas potente en su genero.
Es un reconocido investigador griego, profesor de Física y Matemáticas en el Instituto Tecnológico de Pireo y autoridad internacional en el tema de Electromagnetismo y Electrodinámica. Ha trabajado en centros como el Physics Department of National Technical University of  Athens, el National Magnetic Laboratory y el Center of  Electromagnetic Research, así como en la NASA.  Autor y coautor de un gran número de artículos científicos relacionados con Electromagnetismo y Electrodinámica.

Hipótesis del Profesor Panos T. Pappas

“En la medida en que los pulsos electromagnéticos son más elevados, cortos y de menor poder, se activará más el grado de energía interna libre de las moléculas. Estos son los factores de la biosíntesis: A menor disipación de calor, mayores serán los beneficios biológicos.”

Casos PAPIMI

1.- Campeón Mundial de Ski

El 24 de agosto del 2001 el esquiador austriaco Hermann Maier, conocido en el mundo del esquí como “Herminator”, sufrió un grave accidente de tráfico mientras piloteaba su moto por Salzburgo.

Maier estuvo a punto de perder su pierna derecha.

El “milagro” comenzó el día en el que le presentaron al investigador griego  Dr. Panos T. Pappas y empezó a tratarse con el PAPIMI y sus pulsos electromagnéticos consiguiendo así una recuperación en la que nadie creía.    

2.-San Francisco 49ers

En la temporada 2002-2003 el PAPIMI comenzó a ser utilizado por uno de los equipos históricos del fútbol americano; los San Francisco 49ers.

La dureza de este deporte a pesar de las protecciones que de la cabeza a los pies cubren a los jugadores, es a causa de múltiples lesiones.

Buscando nuevas soluciones su equipo medico constaría en poco tiempo los buenos resultados que se obtienen con el en la recuperación de una amplia gama de lesiones y dolencias; esguinces, roturas, contusiones, etc.

Comparte esta Página en tus Redes Sociales!

    Solicita Más Información

    Nombre (requerido)

    Telefono (requerido)

    Celular o Nextel

    Correo Electronico

    Ciudad

    Pais

    Informacion Solicitada